Haz Balance de tu Año

El plan financiero es el documento que recoge la planificación de la actividad económica y financiera de tu empresa, la cual es muy necesaria en todas sus etapas:

  • Creación: para su puesta en marcha.
  • Crecimiento: para aportar recursos.
  • Madurez: para consolidar el crecimiento.
  • Declive: para su recuperación.

El primer paso que debes dar para elaborar el plan financiero de tu empresa es conocer cuáles son tus costes ¡es fundamental!

Tienes que conocer muy bien cuáles son tus costes fijos y cuáles son tus costes variables:

  • Costes fijos: son aquellos costes que haces frente vendas o no vendas. Son independientes de las unidades de tu producto o servicio
  • Costes variables: son aquellos costes que haces frente al vender tu producto o servicio. Tienen relación directa con el número de unidades vendidas.

Una vez tengas claro cuáles son tus costes, es fundamental que calcules el punto de equilibrio o punto muerto. Es el nivel de ventas que aporta a tu empresa un beneficio cero, es decir, tus ingresos totales son iguales a tus costes totales.

Para hacer el análisis económico financiero de tu empresa es muy práctico y útil combinar el método del análisis vertical con el método del análisis horizontal.

Método de análisis vertical

Este método tiene el objetivo de conocer el peso de cada una de las partidas sobre el total y poder tomar medidas al respecto.

Tomarás como base 100 el total y harás una sencilla regla de tres para cada una de las partidas.

Método de análisis horizontal

Este método tiene el objetivo de ver la evolución de distintas partidas entre varios periodos. Cuáles han crecido, decrecido o se mantienen estables.

Ahora es el momento de elaborar los presupuestos de tu empresa para los próximos años. Es el momento de revisar los objetivos que hayas definido en tu plan estratégico.

Los presupuestos son estimaciones, no te preocupes si no aciertas, lo importante es que fijes un objetivo a tu empresa y analices los resultados.

Presupuesto de ventas

Consiste hacer una tabla Excel con la proyección mes a mes de tu cuenta de resultados. La cifra de ventas será la que tú hayas decidido obtener como objetivo en los próximos años, al igual que los gastos, los cuales estimarás en función del crecimiento de tus ventas.

El presupuesto calculará automáticamente la estimación de tu beneficio en los próximos ejercicios.

Este presupuesto lo harás en una hoja Excel proyectando tu cuenta de resultados a varios ejercicios.

Presupuesto de tesorería

Este presupuesto lo harás en una hoja Excel proyectando tu balance a varios ejercicios, teniendo en cuenta tu periodo medio de pago y tu periodo medio de cobro, es decir, los cobros y pagos.

Tienes que tener en cuenta cuando cobras y cuando pagas, es decir, si a tus proveedores les pagas a 90 días, aunque compres hoy, no tienes que pagar hasta dentro de 3 meses, por tanto, lo anotarás 3 meses más tarde.

Igual sucede con tus clientes, si cobras a 60 días, aunque vendas hoy, no cobrarás hasta dentro de 2 meses, por tanto, lo anotarás 2 meses más tarde.

Presupuesto de inversión

Para hacer el presupuesto de inversión necesitas tener calculada tu capacidad máxima de producción. Debes conocer cuál es el número máximo de unidades de producto o servicio que puedes vender, con tu estructura productiva actual.

De este modo, sabrá cuándo tienes que realizar una mejora o ampliación en tus instalaciones o maquinaria, para poder cumplir con tus objetivos de ventas.

Y para ello, necesitarás financiación, la cual has de conseguir con antelación.

Una vez tengas el análisis económico financiero y los presupuestos elaborados, es el momento de ir a buscar financiación.

Aquí tienes cuatros consejos a tener en cuenta antes de ir a solicitar financiación:

Un destino: Tienes que tener destino claro para solicitar financiación y qué objetivo pretendes conseguir con ella: ¿Para qué quieres el dinero?

Capacidad de pago: Ten claro cómo vas a pagar tu deuda, porque te van a preguntar: ¿Cuánto puedes pagar al mes? o ¿Puedes devolver el dinero prestado?

Ten varios proveedores financieros: Buscas financiación en varios bancos al mismo tiempo, así tendrás más información para negociar tus condiciones o repartir el importe de la financiación a solicitar entre ellos y pruebas distintas formas de trabajar.

Solicita financiación pública: La financiación pública es una fuente de financiación poco conocida, y es una pena, pues tiene ventajas respecto a la financiación bancaria.

¿Cuándo hacer un plan financiero? ¡ahora!

Hacer este documento es de gran ayuda para todas las empresas y emprendedores.

Es un análisis de viabilidad del plan de negocio, evitando el fracaso empresarial antes de despilfarrar de dinero y tiempo.

Hacer el plan financiero de tu empresa no depende de si necesitas más o menos dinero, sino de cómo utilizar de forma eficiente los recursos que dispones.

Nos encantaría leer tu opinión sobre este artículo, cuéntanos que te ha parecido y si tienes en mente alguna idea de negocio a la que podamos proporcionarle apoyo y viabilidad.

¡Si quieres que tu año económico comience cuadrado, conecta con Mi Asesoría en Positivo!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *