¿Cómo conseguir más ingresos a partir de tus clientes actuales?

Salir a buscar nuevos clientes para conseguir más ingresos es una tarea obligada para todos los que emprendemos nuestro negocio. Ya sea que estés empezando o tengas una cartera de clientes bien sólida, encontrar clientes nos resulta esencial.

¿Y si te digo que hay un nuevo enfoque para esta situación?

Se trata de aumentar ingresos a partir de los clientes que ya tenemos. Cuando nuestro objetivo es conseguir más ingresos, lo primero que decimos es: “Necesito más clientes, y los necesito YA!”

¿Qué necesitas antes de comenzar?

  • Lista de clientes

Se trata de una lista en la que apuntas el nombre de tu cliente y todos los datos que encajen con tu negocio. Aquí tienes algunas ideas: edad, teléfono, email, ciudad o domicilio, procedencia (recomendación, internet, flayer…). Las posibilidades son infinitas, tantas como tú necesites.

  • Registro de compras

En este apartado apuntarás todas las compras que hacen tus clientes, incluyendo el concepto, importe, fecha y frecuencia. Esto te servirá para más adelante ver en un solo vistazo qué clientes son más favorables para comprar recurrentemente, qué clientes han comprado una sola vez, etc.

  • Seguimiento

Este último paso se nos suele olvidar pero me atrevería a decir que es el más importante. Con tu lista de clientes y el registro de sus compras, harás un seguimiento dependiendo del objetivo que te hayas propuesto. ¿Quieres volver a venderle? ¿Ofrecerle un nuevo producto? ¿Quieres que pague más por ese servicio? ¿Enviarle un recordatorio? Es el momento de marcar cada objetivo en tu lista. Para muchas de estas acciones, te recomiendo la automatización. Puedes enviar un email a tu lista de clientes inactivos para ofrecerles una oferta, por ejemplo. O utilizar los autorespondedores, una valosísima herramienta para tu negocio y tu tiempo.

3 ideas para conseguir más ingresos con tus clientes del desarrollo personal

Idea 1 – Ofrece más servicios a tus actuales clientes… en el momento oportuno.

¿Sabes en qué momentos es bueno ofrecer más servicios y productos a tus clientes? Es mucho más sencillo de lo que parece:

  • En el momento de compra: ofrecer “productos relacionados” para animarle a comprar algún complemento al producto que está mirando (Cross-sell o venta cruzada. Es decir, te ofrezco algo complementario al servicio que me estás pidiendo).
  • Durante el trabajo con ellos: En el momento de trabajar con tus clientes puede que surjan necesidades específicas que tu cliente tenga que resolver.  Es el momento de ofrecerle esos servicios o productos que le puedan venir bien.
  • Cuando acaban el trabajo contigo: Pero… ¿si ya han terminado el trabajo conmigo, como les voy a seguir vendiendo algo? ¡Claro! Si aún teneis que trabajar de forma habitual y te ha comprado un pack de 4 sesiones, tendrá medianamente claro que le puedes invitar a comprar otro pack de 4 sesiones (y esto se llama Re-sells!) Pero si tu cliente ya ha superado el problema y no necesita más sesiones…¿Qué servicios ofreces? ¿Sesiones sueltas de “por si acaso”? ¿Y luego qué?Por eso mismo tienes que crear un “camino de servicios” para no dejar “colgado” a tus buenos clientes.

Idea 2 – Ofrece más servicios a tus actuales clientes… ¡más veces!

Que sí, que tienes una página de servicios en tu web y una con tu libro o curso. Pero … ¿se lo has recordado a tu lista de clientes?

 A veces hay que recordar los servicios que tenemos para los que estaban pensándoselo.

 Apunta un par de fechas al año para hacer un envío informando de los nuevos servicios que has sacado, o hacer una campaña especial.

 Esto es útil sobre todo para tus potenciales clientes, tus suscriptores que necesitan un empujoncito para empezar. En esto puede estar la clave que te faltaba para conseguir más ingresos.

Idea 3 – Sube tus precios.

Así, tal cual te lo digo.

Si ahora tu precio/hora te está saliendo por X tenemos que buscar que te salga X+10. Simplemente modificando un poco los precios tus ingresos pueden dar un gran salto.

 Empieza a hacerlo para tus nuevos clientes, y progresivamente para los antiguos. Porque algún día tendrás que hacerlo. Sé que te parecerá un drama ahora mismo, pero los precios son relativos al valor que percibe el cliente. Al igual que algo puede estar frío o caliente según tu temperatura, el cliente pensará que algo ha subido de precio una barbaridad o que es un regalazo, según lo plantees.

Además sonar a barato te posiciona como “cutre” automáticamente. Porque solo los expertos y los cirujanos cobran tan caro, verdad? 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *